COMUNICADO DE PRENSA

 

COLEGA-ALMERIA LANZA LA CAMPAÑA “FERIA DE ALMERÍA LIBRE DE DISCRIMINACIÓN”

Se trata de hacer más seguro el recinto ferial para las personas LGBTI ante el auge de las agresiones en la provincia.

 

Almería, a 23 de Agosto de 2014.-Con motivo de la Feria de Almería, COLEGA-ALMERIA (Colectivo LGBT de la Provincia de Almería) junto a la Federación ANDALUCÍA DIVESIDAD LGBT, ha creado la campaña “FERIA DE ALMERIA LIBRE DE DISCRIMINACIÓN” mediante la que se quiere promover un clima de seguridad y de acogimiento hacia las personas LGBT en todo el recinto ferial de Almería.

Ante el incremento de los ataques a personas LGBT, muchos de gran relevancia social y mediática como la agresión a una pareja de ancianos gays en la playa de Torregarcía, o el lanzamiento de un cóctel molotov a la casa del presidente de una organización LGBT, COLEGA-ALMERIA quiere contribuir a luchar contra la discriminación y la LGBTIFOBIA durante los días de Feria.

COLEGA-ALMERIA ha editado un centenar de pegatinas que se ofrecerán a las diferentes casetas del recinto ferial, donde se comprometen a velar para evitar la discriminación y violencia contra LGBTI, y sobre todo recordar a LGBTI que son bienvenidos a la caseta y no encontraran problemas de discriminación.

“Creemos que la lucha contra la discriminación y el odio hacia las personas LGBTI es una tarea de todos, no sólo de las organizaciones LGBTI, y que visibilizar de forma pública y notoria el compromiso de las casetas feriales contra la discriminación contribuirán sin duda a incrementar un clima de seguridad en todo el recinto”, ha declarado Antonio Ferre, presidente de COLEGA-ALMERIA.

“Necesitamos nuevas herramientas más eficaces para luchar contra los delitos de odio que parecen ir aumentando en nuestra provincia. Y por todo ello necesitamos el compromiso de todos los partidos políticos, las administraciones y la sociedad almeriense”, manifesta Ferre.

“Aconsejamos a todas las personas LGBTI que sean objeto de discriminación o agresión, que lo denuncien siempre, y que hagan siempre constar que una posible motivación del delito de odio es la LGBTIFOBIA. Será la forma más eficaz de que la policía clasifique el delito como odio en sus estadísticas, y de que los jueces puedan aplicar el agravante por homofobia previsto en nuestra legislación”, finaliza Ferre.