COMUNICADO DE PRENSA

COLEGAS ANIMA A CONFORMAR UN FRENTE COMÚN EN EUROPA PARA HACER FRENTE AL ESTADO ISLÁMICO UN AÑO TRAS SU PROCLAMACIÓN

El Estado Islámico es el mayor perpretador de crímenes contra la Humanidad en la actualidad, y el enemigo público número uno de las personas LGBT y de otras minorías”

Madrid, a 30 de Junio de 2015.-

COLEGAS-Confederación LGBT Española anima a conformar un frente común en Europa y Occidente para hacer frente a la gran amenaza que supone el Estado Islámico, un año después de su proclamación con miles de crueles muertes en su haber.

En Siria, el Estado Islámico ha matado a 3.027 personas, casi 1.800 civiles (74 niños) según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos. En Irak no hay cifras fiables, pero se habla de miles de personas. Entre las principales víctimas de este grupo terrorista se encuentran centenares de homosexuales y transexuales que son normalmente ejecutados aplicando una interpretación radical de la Sharía o Ley Islámica, que obligar lanzar a los homosexuales desde altos edificios para rematarlos en el suelo lapidándolos con grandes piedras por el populacho exacerbado. En los últimos meses ha habido más de 16 ejecuciones de este tipo publicitadas en redes sociales por seguidores del Estado Islámico. La última ha sido estos días tras la reciente aprobación del matrimonio igualitario por el Tribunal Supremo de Estados Unidos, cuando han colgado un video con la ejecución de 4 hombres en la ciudad siria de Deir ez-Zor

En Marzo un joven es ejecutado en la provincia nororiental siria de Al Raqqa. En Enero de este año, otros dos hombres acusados de homosexuales, eran asesinados por el mismo método en Mosúl (Iraq). Pocos días despúes, un hombre de 50 años acusado de homosexual también era arrojado al vacío en Tal Abyad (Siria) y luego lapidado tras sobrevivir a la caída. En Noviembre pasado dos jóvenes de 20 y 18 años acusados de practicar la homosexualidad eran lapidados en la provincia siria de Deir Ezzor, próxima a la frontera con Iraq. En Diciembre hacían públicas las fotos de un lanzamiento de un hombre acusado de “practicar la sodomía” para luego ser lapidado en algún lugar controlado por el ISIS.

La maldad y la crueldad humana concentrada tiene cara de un integrismo islámista que está provocando un auténtico genocidio transmitido en directo por las redes sociales, todo ello ante una Europa y Occidente durmiendo e ignorando. Estos alumnos aventajados de una nueva Inquisición, más oscura y cruel que la de la Edad Media, adaptan las muertes a la transmisión en directo y a las nuevas tecnologías, con un catálogo de horrores y crueldades que están manchando de sangre una página indeleleble de la infamia y la crueldad humanas. Desde matar con fuego, ahogar en agua, cortar manos y cuellos, decapitar cabezas, cortar partes del cuerpo mientras la víctima está consciente, abrir las entrañas, crucificar… hasta lanzar desde altos edificios para después lapidar con grandes piedras. Un mal disfrazado de pretendida injusticia y de fe fanática que declara infiel y no humano a cualquiera que no siga sus creencias al 100%.”, ha declarado Paco Ramírez, presidente de COLEGAS.

Tenemos entre manos un nuevo Farenheit 451 en forma de brigadas yihadistas que en vez de mangueras con fuego, tienen martillos y cinceles, martillos neumáticos y palas excavadoras con los que están destruyendo obras universales y joyas insustituibles de la antigüedad que ha pervivido durante milenios. Su objetivo es destruir la historia y sus vestigios y huellas, para poder imponer una nueva Historia que elimine los logros y la memoria de la Humanidad”, afirma Ramírez.

Se trata de un mal que traspasa fronteras, y por ósmosis está llegando a Occidente, dónde unas supuestas víctimas de la mala integración social abrazan sin paliativos estas nuevas enseñanzas que entran en clara contradicción con la bondad de los países que los han acogido a ellos o a sus padres. El Mal en mayúsculas está entre nosotros y se extiende como la pólvora con sus ramificaciones hasta nuestros barrios y ciudades, a causa de una deficiente inmigración que no ha asimilado los valores occidentales, y que se vale de sus bondades para luchar contra ella en nuestra propia casa. Un mal que cierra puertas y dificulta la integración y la interculturalidad, y nos posiciona a todos en un círculo vicioso de culpas mutuas difícil de romper. El escaso control de los cléricos fanáticos y la financiación de estos y gran parte de las mezquitas por el fundamentalismo integrista más ortodoxo, hacen un buen caldo de cultivo para envenenar nuestras sociedades y que la situación sea pronto explosiva”, agrega Paco Ramírez.

El Estado Islámico es el mayor perpretador de crímenes contra la Humanidad en la actualidad, y el enemigo público número uno de las personas LGBT y de otras minorías. Europa y Occidente deben despertar e intervenir directamente ante esta amenaza que supone el Estado Islámico, y no considerarlo otro conflicto local más del Medio Oriente. Nos estamos jugando nuestros valores y los derechos fundamentales que tantos siglos, esfuerzo y vidas nos ha costado lograr, además de nuestro bienestar. Se trata sin duda de una Guerra entre el bien y el mal, donde hay muchos tontos útiles que nos boicotean constantemente”, concluye Ramírez.