COMUNICADO DE PRENSA

COLEGAS DENUNCIA LA SITUACIÓN DE DESAMPARO DE LOS NIÑOS DE PAREJAS LESBIANAS NO CASADAS

Los derechos de los menores a ver reconocida su filiación en madres lesbianas no casadas tienen que ser salvaguardados y por ahora no lo están siendo…

Madrid, a 27de Noviembre de 2014.-

La Confederación LGBT Española COLEGAS denuncia la situación de desamparo y de laguna legal en la que se encuentran los niños nacidos de parejas de lesbianas no casadas.

Con el incremento del acceso a las técnicas de reproducción asistida están empezando a emerger cada vez más casos de niños de parejas de lesbianas no casadas a los que no se permite la filiación conjunta por parte de ambas mujeres. La ley de matrimonio de parejas del mismo sexo de 2005 olvidó legislar sobre el tema de la filiación, y se parcheó la situación con la aprobación en 2006 de la Ley de Reproducción Asistida que aprueba la filiación por parte de dos madres, siempre y cuando estén casadas y hayan recurrido a técnicas de reproducción asistida.

Desde COLEGAS estimamos que es necesaria una modificación urgente del actual Código Civil para registrar la filiación de niños en los Registros Civiles de parejas de lesbianas no casadas, o incluso cuando los niños no son debidos a las técnicas de reproducción asistida sino a acuerdos privados con un padre genético donante que no tiene porque figurar en el Libro de Familia. Actualmente hay muchos niños en desemparo a los que no se les reconoce la filiación conjunta de sus madres, con el despropósito de que las madres tienen que esperar a casarse y luego la madre no biológica tiene que adoptarlo. Los derechos de los menores a ver reconocida su filiación tienen que ser salvaguardados y por ahora no lo están siendo”, ha declarado Paco Ramírez, presidente de COLEGAS.

Con los retrasos acumulados en los Registros Civiles a la hora de dar cita para el matrimonio de parejas del mismo sexo se está dando el caso de que muchas parejas de lesbianas van a ser madres mediante inseminación artificial u otras técnicas antes de poder estar legalmente casadas, produciendose la situación kafkiana de que los niños sólo podrán ser reconocidos por la madre biológica, y tras estar casadas la madre no biológica los tendrá que adoptar”, afirma el presidente de COLEGAS.

También queremos denunciar los recurrentes problemas de la inscripción conjunta de niños por parte de parejas de lesbianas casadas, que queda relegada a las interpretaciones particulares por parte de los Registros civiles. Se les exige un certificado de las clínicas con el consentimiento de ambas madres en iniciar los tratamientos de reproducción asistida, y a veces hasta una Manifestación formal ante el Registro Civil del domicilio conyugal con anterioridad al parto y la voluntad expresa de reconocer la filiación del hijo o hija de su cónyugue. Las parejas heterosexuales en cambio no tienen que estar casadas para poder reconocer a sus hijos/as, y nadie les exige tampoco una relación biológica con los descendientes reconocidos por el hombre”, manifiesta Paco Ramírez.