COMUNICADO DE PRENSA

COLEGAS MUESTRA SU SATISFACCIÓN Y ALEGRÍA DE QUE IRLANDA SE UNA AL CLUB DEL MATRIMONIO IGUALITARIO EN EL MUNDO

Madrid, a 23 de Mayo de 2015.-

La Confederación Española LGBT COLEGAS muestra una gran satisfacción y alegría de que Irlanda haya aprobado en referendúm el matrimonio entre personas del mismo sexo y se una al club del matrimonio igualitario en el mundo, a pesar de ser un país eminentemente católico practicante.

Se trata además del primer país que aprueba el matrimonio igualitario vía referéndum, cuando en la mayoría de países se ha aprobado vía tribunales o vía poder legislativo. El camino al matrimonio igualitario no es único y cada país lleva su ritmo y su forma de conceder a sus parejas homosexuales no sólo los mismos derechos que a las parejas heterosexuales, sino también la misma figura jurídica para no establecer matrimonios de primera y segunda categoría aunque la única diferencia sea la denominación”, ha declarado Paco Ramírez, presidente de COLEGAS.

Las sociedades prósperas y democráticas fomentan las libertades civiles y los derechos sociales de sus ciudadanos, y en esta ocasión Irlanda ha dado un ejemplo contundente a muchos países que muestra que países con sociedades no laicas también pueden conseguir estar en la cabeza de las sociedades más avanzadas en derechos sociales sin descartar sus creencias religiosas y diferenciando claramente sociedad civil de sus credos religiosos”, afirma Paco Ramírez.

Sin duda se trata de un punto de inflexión dentro de los países católicos practicantes, a excepción de España y Portugal que a pesar de ser principalmente católicos no hay mucha población practicante o influida por los dogmas de la jerarquía tradicional. Ya se intuía recientemente una clara división de la Iglesia católica en temas de derechos de las personas LGBT y otros temas, entre los países de Europa central y del norte, y el resto de países, con la tímida apertura del Papa Francisco de cambiar condena por acogimiento, sin renunciar aún a establecer un sólo modelo de matrimonio a considerar como válido en el seno de la Iglesia. Pero se van escuchando voces, muy escasas eso sí y discretas, para sobrepasar esos mínimos establecidos y llegar a aceptar incluso el matrimonio de parejas homosexuales incluso bendencido en el seno de la Iglesia Católica. Esperemos que el ejemplo de Irlanda, sea un referente para países fuertemente católicos y con gran influencia de la Jerarquía en Europa como Austria o Italia”, continúa Ramírez.

Los derechos LGBT son el principal termómetro para medir la situación real de los derechos humanos en cualquier parte del mundo. En cualquier país donde los derechos LGBT están completamente establecidos, generalmente respetan y cumplen los derechos del resto de la población”, enfatiza Paco Ramírez.