La Confederación Española LGBT COLEGAS condena duramente los insultos vertidos por parte de la Agencia Estatal Norcoreana KCNA hacia el juez australiano, Michael Kirby, presidente de la Comisión de Investigación de Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos en Corea del Norte.

La agencia estatal norcoreana KCNA vertió en su página web unas declaraciones sobre Kirby: “es un viejo lujurioso que dejó sonados casos de homosexualidad durante más de 40 años y ahora, aunque tiene más de 70 años de edad, está impaciente por casarse con otro maricón”. También afirmaba que un “pájaro” como él “no puede existir en la RPDC, donde reinan la idea sana y la ética noble”.

El juez australiano, que reconoce abiertamente su homosexualidad, reiteró el pasado viernes su petición al Consejo de Seguridad de la ONU de remitir al Tribunal Penal Internacional (TPI) los abusos a los derechos humanos de Corea del Norte revelados en el último informe de la Comisión que preside. El informe denuncia que en Corea del Norte se producen “exterminio, asesinato, esclavitud, desapariciones, ejecuciones sumarias, torturas, violencia sexual, abortos forzosos, privación de alimentos, desplazamientos forzosos de población y persecuciones por motivos políticos, religiosos o de género”.

Aunque en Corea del Norte no existe una condena expresa de la homosexualidad en su Código Penal, la dictadura considera a la homosexualidad “fruto del imperialismo occidental y del vicio” y su “degeneración moral”. También se ha opuesto a cualquier iniciativa en Naciones Unidas para despenalizar la homosexualidad en el mundo, y para prohibir que se pueda ejecutar personas por el motivo de la orientación sexual. De hecho según representantes del país, no existen homosexuales en su país, declaraciones muy similares a las realizadas por el ex presidente de Irán hace unos años.

Parece admitir la homosexualidad de los turistas siempre que se mantengan recatados y respetuosos. La página oficial del país informa: “Debido a las costumbres de la cultura coreana, no son apropiadas la demostraciones públicas de afecto entre las personas, independientemente de su orientación sexual. Como país que ha abrazado el racionalismo y la ciencia, la República Democrática Popular de Corea (RDPC) reconoce que muchas personas nacen con el gen de la homosexualidad y los trata con el debido respeto. Los homosexuales en la RDPC nunca han estado sujetos a la represión como en muchos regímenes capitalistas del mundo. Sin embargo, los norcoreanos dan mucha importancia a la armonía social y a la moral. Por lo tanto la RDPC rechaza muchas de las características de la cultura gay occidental, como son el consumismo, el clasismo y la promiscuidad.”

Sin embargo se han informado ejecuciones por este motivo, y prueba reciente de ello es que Free North Korea Radio informó en Septiembre de 2011 que dos mujeres (una coreana y otra japonesa) fueron ejecutadas en Corea del Norte por haber mantenido relaciones homosexuales y “estar influenciadas por el capitalismo”.

Desde COLEGAS pedimos al Ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, y a la Unión Europea que hagan una condena oficial de estos lamentables insultos, que poco tienen que ver con el teórico respeto que ofrecen a los homosexuales según su página web. Se trata de una cruel dictadura que extermina, asesina, esclaviza y tortura a su población, donde los derechos humanos es una palabra vacía e inexistente”, ha declarado Paco Ramírez, presidente de COLEGAS.

Resulta muy paradójico que ciertos partidos políticos que pretenden atribuirse ser abanderados de los derechos LGBT, apoyen sin fisuras al gobierno dictatorial de Corea del Norte, sin tener en cuenta el nulo cumplimiento de los derechos humanos más básicos. Cierto sector juvenil de determinado partido mostraba no hace mucho su solidaridad a Corena del Norte y ‘su lucha antiimperialista’, e ignoramos si se refiere al ‘vicio y degeneración moral’ que el imperalismo provoca en forma de homosexualidad. A muchos se les llena la boca de palabras de libertad y derechos humanos, pero tienen un doble rasero y prefieren ponerse la venda en los ojos ante determinadas circunstancias”, ha declarado Paco Ramírez.