COMUNICADO DE PRENSA

COLEGAS VE CON EXPECTACIÓN EL NUEVO CAMBIO DE RUMBO EN EL VATICANO HACIA UNA IGLESIA CATÓLICA MÁS INCLUSIVA

Madrid, a 14 de Octubre de 2014.-

La Confederación Española LGBT COLEGAS ve con expectación el nuevo cambio de rumbo en El Vaticano hacia una Iglesia Católica más inclusiva, en el crucial debate que se está produciendo en el Sínodo de Obispos en Roma.

Hace unos días el eco mediático de ciertas posturas fundamentalistas alentaban de nuevo el pesimismo respecto a la postura de la Iglesia Católica respecto a los homosexuales y sus familias durante el Sínodo de Obispos Católicos reunido hace una semana en Roma para abordar la problemática de las familias. Sin embargo, el borrador del documento final del Sínodo denominado “Relatio Post Disceptationem” supone una apertura sin precedentes en el seno de la Iglesia Católica sobre los homosexuales y sus familias, consolidando el cambio de rumbo que se entreveía en el nuevo mensaje que iba difundiendo el Papa Francisco sobre estos temas.

Sin entrar a valorar que posiblemente la doctrina católica no cambie sensiblemente en este primer paso, y que no se haya alcanzado el maximismo que pretenden ciertos activistas LGBT, el hecho de positivizar a los homosexuales y sus familias es una revolución en toda regla en el seno de la Iglesia Católica. Este Positivismo supone una apertura y acercamiento de la Iglesia hacia las necesidades de caridad y misericordia humana que necesitan quienes sufren, incluyendo de esta forma la intolerancia y la discriminación que sufren a diario la mayoría de las personas LGBT a lo largo del mundo”, ha declarado Paco Ramírez, presidente de COLEGAS.

Es innegable que las personas homosexuales tienen mucho que ofrecer a la Iglesia y al mundo, y verlo como “dones y cualidades” supone un mensaje de fraternidad y compasión cristiana, que se opone a la tradicional reconvención del pecado y de la moral sexual que supone el dogmatismo fundamentalista. Esto puede hacer que muchos LGBT creyentes aunque no practicantes puedan acercarse de nuevo a las iglesias, donde podrían encontrar acogida en vez de sufrir menosprecio, reconvenciones y condenas. La posibilidad de valorar las uniones homosexuales como una forma aceptable de “valores familiares”, aunque lamentablemente reservando exclusivamente el matrimonio a las relaciones entre hombre y mujer, podría conllevar una aceptación creciente de los homosexuales y sus familias”, ha agregado Ramírez.

Sin duda hay muchos sectores fundamentalistas y dogmáticos de la actual Iglesia Católica que se están revolviendo, y que posiblemente maniobren para rebajar el tono del documento final. En España aunque hay obispos que podrían acoger favorablemente este cambio de rumbo, hay una minoría muy rudiosa con el obispo de Alcalá Juan Antonio Reig Plá a la cabeza que se opondrán sin duda a esta conciliación. Pero es muy importante que las palabras y mensajes ambigüos del Papa Francisco se hallan concretado en este documento escrito”, ha incidido el presidente de COLEGAS.

Es innegable que la Iglesia Católica está atravesando un encuentro crucial que puede suponer una inflexión en la sangría de feligreses, y una modernización más humana de la forma de hacer Iglesia, una Iglesia más cercana y más inclusiva. Parece paradójico que la nueva Iglesia del Siglo XXI pueda ser la más cercana con el verdadero mensaje del Evangelio de fraternidad y compasión. Esperamos que el mensaje del Papa Francisco triunfe, o al menos cale lo suficiente para empujar la Iglesia hacia un nuevo cambio de rumbo”, concluye Ramírez.