En el marco del debate iniciado en Andalucía a raíz de la retirada de la Ley de Transexualidad queremos resaltar que fue la primera comunidad autónoma de España en garantizar la gratuidad de la reasignación de género a las personas Transexuales.

Para lograr una igualdad efectiva y que la sociedad deje de considerar como enferm@s a las personas transexuales es necesario promover un cambio en las políticas de atención al sector Transexual actualizándolas a la etapa presente con las siguientes medidas:

a.- Acabar con la denominación “Unidad de Trastornos de Género” (UTIG) y sustituirla por “Unidad de Identidad de Género” dejando de institucionalizar la Discriminación en el lenguaje clínico.

b.- Establecimiento de un período máximo en los plazos de filtro y atención a las personas que soliciten el tratamiento (actualmente se prolonga hasta durante años a juicio del médico sin que el usuario tenga ningún tipo de plazo real definido)

c.- Establecimiento de dos unidades de igualdad de género en dos complejos hospitalarios de Andalucía, acercando dicho servicio al ciudadano, dando cobertura a Andalucía oriental y occidental.

d.- Creación de protocolos de atención claros, transparentes y públicos que permitan conocer la realidad del proceso de reasignación de género a la ciudadanía así como a cualesquiera usuario potencial, evitando la creencia de que se trata de un proceso accesorio y optativo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.